¿Es Ubuntu inferior a Windows 10 como sistema para jugar?

GNU/LINUX

“Linux no sirve para jugar”. ¿Cuántas veces hemos escuchado o leído esa frase los linuxeros? El hecho de que Microsoft domine la industria de los videojuegos para compatibles mediante DirectX deja en desventaja a macOS y GNU/Linux, cuyos usuarios tienen que conformarme en la mayoría de los casos con conversiones que pierden rendimiento frente a las versiones que aparecen originalmente para Windows.

Sin embargo, en los últimos tiempos hemos visto una gran mejora en la calidad de los drivers para GPU en GNU/Linux. Esto se ha traducido en una experiencia que ha ido mejorando con los juegos, hasta el extremo de que, en muchos casos, en la actualidad las diferencias de rendimiento con Windows no son tan abismales como hace años, aunque hay ports que desgraciadamente jamás podrán a aspirar a eso, como el de Tomb Raider.

Una vez más, nos hacemos eco del trabajo realizado por el incansable Michael Larabel, jefazo de Phoronix, para ver comparativas de rendimiento entre Windows 10 y Ubuntu 16.04.3 (a partir de ahora, solo Ubuntu). El ordenador base utilizado se ha compuesto de una placa base ASUS PRIME X299-A, un Intel Core i9-7850XE como procesador, 16GB de RAM en cuatro módulos de 4GB y un SSD Intel de 235GB. Las GPU probadas han sido las siguientes:

AMD Radeon RX 580.
AMD RX Vega 64.
NVIDIA GTX 1060.
NVIDIA GTX 1080 Ti.
En lo que respecta a los drivers, los utilizados han sido los siguientes:

Ubuntu + NVIDIA: Driver oficial 390.42.
Windows 10 + NVIDIA: 391.24.
Ubuntu + RX 580: modesetting 1.19.5 y Mesa 18.1-devel (obtenido de la PPA Padoka).
Ubuntu + RX Vega 64: AMDGPU 1.4.0 y Mesa 15.1-devel (obtenido de la PPA Padoka).
Windows 10 + AMD: Radeon Software Adrenalin Edition 23.20.15033.1003.

El primer juego utilizado para las comparaciones ha sido BioShock Infinite, cuya versión para Windows requiere de DirectX 10 como mínimo, mientras que el port de Virtual Programming funciona sobre OpenGL 4.1 como versión mínima. Tanto en Ubuntu como en Windows 10 se han comparado en calidad alta las resoluciones 1080p y 4K. En 1080p vemos cómo Windows 10 se impone en todas las pruebas menos en la GTX 1060, en la que Ubuntu vence por poco. Por lo demás, las diferencias en favor del sistema de Microsoft son claras, sobre todo con la RX Vega 64.

Windows 10 Vs. Ubuntu 16.04 - BioShock Infinite (1080p)

Definitivamente, Linux “no sirve para jugar” a 1080p, pero, ¿qué pasa si subimos la resolución? Michael Larabel volvió a realizar las mismas pruebas a resolución 4K y, ¡sorpresa!, Windows 10 queda por debajo de Ubuntu en todas, además con diferencias que varían entre el 23 y el 60 por ciento si tomamos los resultados de Windows como el 100%.

Windows 10 Vs. Ubuntu 16.04 - BioShock Infinite (4K)

El segundo título utilizado para comparar ha sido Counter Strike: Global Offensive. Aquí los resultados son dispares. Con la resolución 1080p vemos cómo Windows 10 se muestra superior en AMD, mientras que Ubuntu queda por encima en NVIDIA. Con la resolución 4K vemos de todo: una ligera ventaja de Ubuntu sobre la RX 580, clara ventaja de Windows 10 en la RX Vega 64, empate técnico sobre la GTX 1060 y clara ventaja de Ubuntu en la GTX 1080 Ti.

Windows 10 Vs. Ubuntu 16.04 - Counter Strike: Global Offensive (1080p)
Windows 10 Vs. Ubuntu 16.04 - Counter Strike: Global Offensive (4K)
El tercer juego ha sido Dota 2, el conocido MOBA de Valve. En lugar de resoluciones, ya que se usado 4K en todas las pruebas, aquí lo comparado han sido las API: OpenGL y Vulkan. En OpenGL Windows 10 gana en casi todos los casos, con ligeras ventajas con la RX 580 y la GTX 1060, siendo más clara la diferencia sobre RX Vega 64. Interesante resulta el caso de la GTX 1080 Ti, sobre la cual Ubuntu se muestra claramente por encima de Windows 10.

Windows 10 Vs. Ubuntu 16.04 - Dota 2 (OpenGL)

Utilizando Vulkan, Windows 10 queda por encima de Ubuntu con RADV en AMD, mientras que sobre NVIDIA tenemos un empate sobre la GTX 1060 y una ventaja clara del sistema Open Source con la GTX 1080 Ti.
Windows 10 Vs. Ubuntu 16.04 - Dota 2 (Vulkan)
El último videojuego utilizado para comparar ha sido Portal a resolución 4K. Windows 10 gana con cierta ventaja en todos los casos menos sobre la GTX 1080 Ti, prueba en la que Ubuntu se ha impuesto con un resultado muy ajustado.

Windows 10 Vs. Ubuntu 16.04 - Portal (4K)

Aunque quizá en esta comparativa se eche en falta algún juego más reciente, como por ejemplo F1 2017, los resultados arrojados por estas pruebas muestran que GNU/Linux, o al menos concretamente Ubuntu, puede perfectamente rivalizar en rendimiento con Windows 10 a la hora de jugar.

Especialmente sorprendente es lo ocurrido con BioShock Infinite a 4K, caso en el que Windows 10 se ha visto superado con todas las tarjetas de forma clara. Conociendo el tirón mediático que tiene dicha resolución, sin duda se trata de un punto a favor de Ubuntu, más si tenemos en cuenta que el juego corre emulado con eON en su versión para GNU/Linux.

Fuente: MuyLinux

Tema Relacionado: GNU/LINUX